¿Es normal que mi perro ronque?

Puede que alguna vez os hayáis despertado al oír roncar a vuestro perro. Pero, más allá de la molestia y el sueño interrumpido, os habréis preguntado si todo va bien en su organismo o si esos ronquidos son síntoma de algo por lo que preocuparse.

Pues bien, por lo general no hay que alarmarse puesto que es algo normal que puede darse por diversos motivos como una congestión nasal o una irritación de las vías respiratorias debido a un catarro o una alergia, por sobrepeso o por una mala postura, por lo cual es importante que tenga una buena cama para perro. O por ciertos fármacos como tranquilizantes, sedantes, antihistamínicos u otros medicamentos.

También influye la genética y la raza, ya que las que tienen un hocico chato –como el bulldog, el carlino, el shih tzu, el pekinés o el bóxer, entre otros- consideradas “razas braquicéfalas”, tienen las vías respiratorias más estrechas y esto provoca algunas limitaciones en la respiración, así como jadeos en su vida diaria.

Incluso el humo del tabaco, si en casa hay fumadores, afecta a las vías respiratorias de nuestras mascotas pudiendo ser causante de sus ronquidos. Hay que tener en cuenta que el humo es más dañino e irritante para un perro que para un humano, por lo que, si queremos mantener fuerte su salud, es recomendable no fumar dentro del mismo espacio en el que ellos se encuentran.

Sí que existen algunas excepciones en las que los ronquidos de nuestros perros pueden ser síntoma de alguna patología, así que si no tenemos claro qué puede causarlos es recomendable acudir al veterinario para que lo revise. Aún así, ya hemos visto que la mayoría de las veces estos sonidos tienen una explicación y que, si no se trata de un tema genético, será algo temporal.

Utilizar camas para perros para evitar malas posturas, una almohada cómoda para elevar un poco su cabeza o un humidificador pueden ayudar a nuestro perro. si la causa de sus ronquidos es una mala postura o obstrucción temporal de sus vías respiratorias.