Correas y collares

La correa y el collar de nuestros perros son dos accesorios fundamentales en nuestro día a día con ellos y nos ayudan a controlarles y a evitar sustos y peligros. A día de hoy existe una amplia gama de correas y collares en el mercado, tanto en cuestión de variedad de diseños y estética como de funcionalidades. Pero, por encima de la estética, los factores determinantes a la hora de elegir el modelo adecuado de estos accesorios para nuestro perro serán siempre la comodidad y la seguridad.

Esos dos factores, además, han de estar muy unidos en el diseño de una correa para perro, puesto que ha de ser de un material fuerte que retenga al perro si tira más de la cuenta al pasear y le impida soltarse pero, a su vez, ser cómoda para no dañarle en estos tirones.

También es importante que nosotros nos sintamos cómodos con su empuñadura y elijamos un modelo que no sea incómodo y que no nos dañe las palmas de las manos tras un largo paseo.

Además, la correa se tendrá que adaptar al tamaño y peso de nuestro perro. Está claro que no podremos pasear con la misma correa, por ejemplo, a un yorkshire que a un pastor alemán. La etiqueta de la correa nos aportará información útil sobre las razas y tipos de perro a los que más se puede adecuar, así como la longitud y el material de fabricación de la misma.

En cuanto a la longitud, existen correas de medida fija y otras extensibles. Estas últimas permiten un movimiento más libre pero, aunque son ideales para perros pequeños, no son adecuadas para razas grandes. La longitud adecuada para pasear en los primeros meses de vida de un cachorro hasta que este es más corpulento estaría en unos 70 cm fijos (además de la empuñadura). Después, las correas de materiales sintéticos como el nylon de entre 1 y 3 metros, según el tamaño del perro, son ideales para nuestra mascota.

Además, hay que tener en cuenta que no sea muy pesada porque resultaría incómoda y que los cierres que la unen al collar sean seguros y resistentes.

El collar para perro, por su parte, también es recomendable en materiales resistentes y duraderos como el nylon y con cierres de liberación rápida a la par que seguros. Cuando son cachorros o se encuentran en periodo de crecimiento, los collares regulables son ideales. Es aconsejable optar por collares para perros personalizados porque, más allá de la estética a nuestra libre elección, serán muy útiles por si el perro se pierde ya que pueden incluir nuestro número de teléfono. Para este fin, si lo preferimos, también existen las chapas para perros personalizadas donde grabar nuestros datos.