Elige una buena cama para tu perro

El tiempo de descanso es imprescindible para un perro, al igual que para nosotros. Es necesario para que crezcan y se mantengan fuertes y sanos, para su equilibrio orgánico y para recuperar la energía tras una jornada activa. Y para tener un buen descanso y un sueño reparador algunos factores como la alimentación o la actividad física son muy importantes pero si hay algo fundamental es la cama de tu perro. Una buena cama para perros le proporcionará el lugar idóneo donde dormir, descansar y soñar.

No dejes dormir a tu mascota en el suelo o sobre una manta pudiendo proporcionarle un lugar cómodo e ideal donde descansar. Tampoco le habitúes a dormir en tu propia cama, puede interrumpir tu sueño o influir en tu salud puesto que hay bacterias que nos afectan de diferente forma y tampoco es bueno para él. Las camas para perros personalizadas harán de su sitio de descanso un lugar especial diseñado exclusivamente para nuestro perro.

Podemos complementar esto con un cojín que mejore su postura, algo muy útil cuando nuestros canes tienen un catarro o una irritación de garganta que les impide respirar bien porque al tener la cabeza un poco más elevada se sentirán más aliviados. Si tenemos un perro friolero también podemos contar con una manta polar que les resguarde de las bajas temperaturas. Los perros pequeños son más propensos a sentir frío y más sensibles a los contrastes climáticos.

Para elegir una buena cama para perro hemos de tener en cuenta, sobre todo, las dimensiones de nuestro perro. Nos decantaremos por un tamaño u otro en función de si es un perro pequeño, mediano, grande o gigante. Una referencia aproximada respecto a las dimensiones de las camas para perros podría ser la siguiente: 35x45 cm para camas para perros pequeños, 50x70 cm para las camas para perros medianos y 60x90 para camas para perros grandes e incluso gigantes. Estas medidas abarcan el tamaño de cada perro dejando también mucha amplitud para su comodidad y movimiento durante el sueño.

Respecto a los materiales, es importante que contengan tejidos que le proporcionen calidez, como es el caso del algodón. También es oportuno que la base de la cama en contacto con el suelo sea, a poder ser, impermeable para evitar que si hay humedad en el suelo o si éste está frío, estas condiciones se traspasen al colchón. Otro rasgo ideal es que sea desmontable y podamos sacar el relleno compacto de la cama para lavarlo.