¿Mi perro es pequeño, mediano, grande o gigante?

En función de las características de cada raza en lo relativo al tamaño y al peso, podemos clasificar a los perros en las categorías de pequeños, medianos, grandes y gigantes. Cada grupo necesitará un estilo de vida, alimentación, cama y cuidados distintos.

Los perros de menos de 10 kilos se consideran perros pequeños. Entre ellos se encuentran razas como el chihuahua, el pekinés, el papillón, el shih tzu, el yorkshire, el mini-pinscher, el bichón, el boston terrier, el caniche pequeño, el carlino o el bulldog francés. Este tipo de canes están entre los 20 y los 40 cm de altura. Algunas de sus características son su dentadura más delicada, la mayor sensibilidad a los cambios de temperatura y a las temperaturas extremas y un metabolismo y ritmo orgánico más rápidos. Son los que a veces se denominan “perros de compañía” y se adaptan a la perfección a pequeños espacios.

En el grupo de los perros medianos, de entre 10 y 30 kilos, hay razas como el beagle, el basset, el collie, el bulldog, el bull terrier, el caniche standard, el cocker spaniel, el perro de agua, el pitbull, el shar pei, el schnauzer o el spaniel. Su altura oscila entre los 30 y los 60 cm en función de la raza. Este tipo de perros se adaptan fácilmente a vivir en un piso pero no hay que descuidar sus paseos diarios porque necesitan jugar y hacer ejercicio.

Son perros grandes los comprendidos entre los 30 y los 50 kilos y una altura de entre 50 y 75 cm. El bobtail, el bóxer, el husky siberiano, el braco, el dálmata, el chow chow, el doberman, el galgo español, el golden retriever, el dogo argentino, el labrador, el lebrel, el pastor alemán, el rottweiler, el samoyedo o el setter inglés son algunas de las razas que engloba este grupo. Son los denominados “perros guardianes” y por sus rasgos físicos necesitarán espacios amplios en los que ejercitarse y mantener fuertes sus músculos.

Y existe una categoría más, la de los perros gigantes: los que pesan más de 50 kilos y oscilan entre los 60 y los 90 cm de altura. El dogo de burdeos, el gran danés, el leonberger, el mastín del pirineo, los mastines español, napolitano y tibetano, el terranova o el san bernardo son razas de perros gigantes. Por sus dimensiones necesitarán mucho espacio, un buen adiestramiento para convivir con las personas, una abundante alimentación y ejercicio para mantenerse en forma con su elevado peso.